¡Cuida tu corazón con plantas!

Corazón sano

Hoy os vamos a dar unas sencillas pautas para mantener nuestro corazón sano.

Para mantener las salud de nuestro corazón y evitar padecer enfermedades cardiovasculares que puedan afectar al corazón, las arterias ó los miembros inferiores, en un futuro es vital vigilar los siguientes factores:

  • La dieta.
  • La hipertensión.
  • La obesidad.
  • El sedentarismo.

Todos ellos son factores modificables adoptando hábitos de vida saludables. Es fundamental concienciar a la población española de esto, ya que el 50% de la población adulta tiene valores de colesterol superiores a 200 mg/dl, y el 33% de los fallecimientos son por enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, hay otros factores no modificables que no dependen de nuestros hábitos como son:

  • La edad.
  • Los antecedentes familiares o hereditarios.

Dónde a demás de las recomendaciones habituales habrá que seguir un tratamiento farmacológico bajo control medico.

Para hipercolesterolemias leves o moderadas, además de seguir las pautas ya descritas podemos, podemos mejorar o evitar padecer enfermedades cardiovasculares tratándonos con plantas medicinales. El campo de las plantas para enfermedades cardiovasculares no son muchas pero sí muy efectivas.

Levadura de arroz rojo

Es un producto obtenido a partir de una levadura (Monascus purpureus) que crece sobre este cereal. Se toma en forma de comprimidos.  Esta sustancia es capaz de inhibir la síntesis hepática del colesterol (el endogéno), a unas sustancias denominadas monacolinas (monacolina K) y otros pigmentos amarillos responsables de la actividad hipocolesterolemiante. Es una sustancia muy efectiva, se utiliza en abundancia en varios países, como Estados Unidos, China y Japón. En España su uso no está muy arraigado pero se calcula que aumente su consumo por su gran efectividad.

Levadura de arroz rojo
Levadura de arroz rojo

Ajo

La acción farmacológica se obtiene del bulbo. se recomienda consumirlo en comprimidos y que sea el extracto añejado para evitar olores. Es protector y preventivo de enfermedades cardiovasculares, así como antioxidante (evita que las paredes de las arterias se hagan viejas), hipotensor e hipolipemiante.

Extracto añejado de ajo
Extracto añejado de ajo

Olivo

Su actividad farmacológica se obtiene de las hojas son ricas en polifenoles. Sus principales acciones son antihipertensiva, antioxidante, hipolipemiante y antiarritmica, entre otras. Su consumo suele ser en comprimidos.

Olivo
Olivo

Ácidos omega 3 y omega 6

Son los ácidos gamma linoleico, omega 6 y alfa linoleicos, omega 3, que se encuentran en aceites vegetales, como el aceite de lino, de soja, de calabaza y en las nueces entre otros. Estos ácidos grasos son capaces de mantener nuestro colesterol en niveles normales. El organismo es incapaz de sintetizar estos ácidos grasos, por sí solo, por lo tanto debemos ingerirlos en la dieta o en forma de complementos. Se suele ingerir en forma de perlas.

Omega 3 y omega 6