Consejos para prevenir los “Cortes de digestión”

Con la llegada del verano las playas y las piscinas se llenan de gente, para disfrutar del aire libre. Para disfrutar sin riesgo tenemos que prestar especial atención a los “cortes de digestión”

Los “cortes de digestión”, cuyo nombre científico es hidrocución, son la consecuencia de un cambio brusco de la temperatura corporal en contacto con el agua fría.

El contacto brusco de la piel y las vías respiratorias superiores con el agua fría provoca lo que se llama un shock termodiferencial, es decir, un cambio muy rápido entre la temperatura de nuestro cuerpo antes de meternos en el agua y una vez dentro. Esto provoca el llamado “corte de digestión” que puede desencadenar mareos, vómitos, calambres, dolor de cabeza, sudoración e, incluso, desmayos.

Corte de digestión

En general, los “cortes de digestión” se producen después de realizar ejercicio físico o tras una larga exposición al sol al meternos directamente en el agua muy fría, ya que el cuerpo se descompensa antes este cambio tan violento de temperatura. Todos podemos padecer un “corte de digestión”, pero hay que tener especial cuidado con los niños, las personas de edad avanzada y las que sufren problemas cardíacos.

¿Cómo podemos evitarlos?

  • Entrar despacio en el agua. Mojándonos la nuca y la cabeza primero.
  • No hacer ejercicio físico bajo temperaturas de calor extremo.
  • No tomar el sol de forma prolongada sin protegernos con camiseta, gorro, gafas de sol, etc… Sin beber suficiente agua y sin utilizar fotoprotector.
  • No mojarnos con agua fría justo después de comer, ya que la mayor parte del flujo sanguíneo se encuentra en el estómago y es complicado que llegue a las otras partes del cuerpo que lo necesitarían ante un cambio brusco de temperatura.

¿Sabías que…?

A pesar de llevar el concepto de “digestión” en su nombre más popular, la hidrocución se basa en cambio muy brusco en la temperatura corporal, y su causa principal no es, precisamente, el proceso de digestión; podemos sufrir un “corte de digestión” sin haber comido.. Este nombre se ha popularizado porque los síntomas de la hidrocución se parecen a los de una indigestión.

Sabiendo esto… ¡A disfrutar del verano!