¿Que analgésico es más adecuado para los niños?

Un catarro, la erupción de los dientes, gripes, varicela… Desde bien pequeños, los bebés pasan por procesos de malestar que acompañan en muchas ocasiones con fiebre que hay que controlar. Para los más pequeños, igual que en adultos se administran analgésicos que son eficaces para paliar el dolor y/o bajar la fiebre. Los más utilizados son el paracetamol y el ibuprofeno.

El paracetamol es un analgésico suave que se usa para aliviar molestias comunes, también es eficaz para bajar la fiebre. No es un antiinflamatorio. No hace daño a la mucosa gástrica. Es el primer analgésico que se puede administrar a los bebés. Es el analgésico indicado para tratar malestar en catarros, resfriados, fiebre, gastronteritis…

El ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroideo. Este fármaco además de bajar la fiebre, reduce el dolor y la inflamación. No recomendado en bebés menores de 8 meses. Es el indicado para tratar anginas, otitis, fiebre, dolor de cabeza…

 

niño-enfermo

Tratar la fiebre.

La fiebre es motivo de gran preocupación para los padres, sin embargo el hecho de que a los niños les suba la fiebre es algo normal, por ello no es necesario combatirla si la temperatura no sobrepasa los 38 grados, siempre y cuando el niño se encuentre en buen estado y activo. En estos casos basta con observar la evolución de la temperatura, puesto que en ocasiones desaparece sin tener que medicar.

Aliviar el malestar.

Además de administrar el anti térmico podemos tomar una serie de medidas para aliviar la fiebre del niño.

  • Baño con agua templada.
  • Refrescar la habitación del niño, entre 20 y 22 grados.
  • Dejar al niño con poca ropa o si es posible, desnudo.

Las dosis para los niños.

Es fundamental saber calcular la dosis. Tanto el ibuprofeno como el paracetamol se calcula la dosis según el peso del bebé y/o niño, es de gran ayuda tener en el botiquín apuntada la dosis que le tendrías que dar. El paracetamol se puede administrar cada 4 horas. En cambio el ibuprofeno lo daremos cada 6 horas, si decidimos alternarlo (solo el pediatra puede aconsejar esta practica) se dará cada 4 horas, alternado.